Felpudos

La suciedad en los pavimentos interiores produce una impresión muy negativa, ya sean éstos de moqueta, parqué, laminados, de linóleo, mármol o cerámicos.

Las partículas, tanto secas como húmedas, se depositan sobre la superficie, y debido a su color destacan de manera notable produciendo un efecto estético no deseado . Las partículas arrastradas por los zapatos poseen una gran capacidad abrasiva y provocan un fuerte desgaste en los pavimentos interiores. Al disminuir la cantidad de suciedad, desciende a su vez la necesidad de detergentes necesarios para la limpieza, con lo que se consigue prolongar aún más la vida de los pavimentos y reducir el consumo de productos agresivos y contaminantes. Los fabricantes de pavimentos y revestimientos recomiendan la instalación de felpudos como medida preventiva del desgaste de sus productos.

LINCOART tiene disponible en diversos modelos, acabados, colores y alturas para adaptarse a cualquier entorno o necesidad. En los felpudos con acabado textil, el aluminio estriado desprende la suciedad transportada en las suelas de los zapatos y simultáneamente la moqueta ejerce una acción de secado y retención. En los modelos con acabado de plástico, la acción del aluminio es complementada por las irregularidades en la superficie del acabado. En los felpudos con acabado de cepillos, la suciedad es desprendida de los zapatos por la fricción de las cerdas contra las suelas.

 

Higiénico

De fácil limpieza, asegurando la higiene en el acceso a las instalaciones

Duradero

Resistentes al tráfico intenso